2 de nov. de 2013

Sólo Dios perdona, Nicolas Winding Refn (2013)

El cine actual está de capa caída. Es difícil, al menos para mi, encontrar algo en la cartelera que entre dentro de unos mínimos de exigencia para los que buscamos algo más que entretenimiento barato.

Pero siempre se encuentran excepciones, y Only God Forgives, la última película del director de Drive, es una de ellas... Al menos para mí.

·FICHA TÉCNICA·

TÍTULO ORIGINAL: Only God Forgives
AÑO: 2013
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Francia
DIRECTOR: Nicolas Winding Refn
GUION: Nicolas Winding Refn
REPARTO: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm (?), Rhatha Phongam, Gordon Brown.
GÉNERO: Thriller / Drama.

·SINOPSIS· 

En Bangkok, Julian, un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un club de boxeo tailandés que actúa como tapadera para su tráfico de estupefacientes. Su madre, jefa de una amplia organización criminal, desembarca procedente de de Estados Unidos para repatriar el cuerpo de su hijo favorito, Billy: el hermano de Julian ha sido asesinado tras haber masacrado salvajemente a una joven prostituta. Llena de odio y venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos. Julian deberá entonces enfrentarse a Chang, un extraño policía jubilado, adulado por los demás policías.

· TRAILER ·




· OPINIÓN PERSONAL·

Aunque no la hayáis visto, seguro que todos habéis oído hablar de Drive, la aclamadísima película que se estrenó hace dos años y se alzó triunfante, ganándose al público y la crítica de todo el mundo. Tras tremendo éxito, Nicolas Winding Refn, lejos de acongojarse, ha vuelto a sus orígenes y ha creado Only God Forgives. Las películas de este señor se caracterizan, sobre todo, por ser violentas y tener un guion, digamos, algo empobrecido (aunque esto, bajo mi punto de vista, no es del todo malo), así que mucha gente ha ido al cine a ver Drive 2, y se han sentido estafados. Como he leído muchas malas críticas sobre la película y yo la considero, de momento, de lo mejor del año, qué menos que molestarme en hacer una entrada y expresar mi opinión, ayudando además a todo el que quiera verla a hacerse una idea aproximada de lo que se va a encontrar.



Hay que tener en cuenta que Nicolas Winding Refn no es un director que pueda gustar a todo el mundo. Tiene un estilo muy personal y sus películas suelen ir todas, más o menos, por el mismo camino: violencia, drogas, peleas... Le gusta escoger personajes crudos, con una vida insatisfactoria y rodearlos de miseria. 

Pero no todo se queda en eso. Al fin y al cabo, películas violentas podemos encontrarlas a patadas. La gracia de Nicolas es, por lo tanto, su modo de crear y dar vida a estas historias. Lo primero que llama la atención de Only God Forgives es lo tremendamente cuidada que está su estética. Solamente mirando el trailer y el póster podemos observar que le da mucha importancia a la luz, que las escenas violentas y de lucha están dotadas de una extraña belleza y que los planos están escogidos de forma exquisita. En este aspecto, la película es indiscutible. Por otro lado tenemos las interpretaciones, que bajo mi punto de vista es uno de los puntos fuertes de la película. Gosling, tan inexpresivo como siempre, es capaz de transmitir lo que siente su personaje sin apenas inmutarse. Destacaría, sobre todo, a la gran Kristin Scott Thomas, que borda el papel de madre vengativa. Y por último, tenemos el tema más controvertido del film: el guion. Realmente no tiene más complicación que la que podéis leer en su sinopsis. El problema es, tal vez, la falta de diálogos y acción verbal en la película. El director cambia las reglas del juego y se limita a mostrar al espectador la escena, y no deja que sean los personajes los que hablen. Este tipo de cine, al que tan poco acostumbrados estamos a ver, es más cercano a la cultura oriental que a la occidental. Es cuidadoso con los detalles, sutil, meloso... pero directo.  Tampoco esperéis un final al uso, porque no lo vais a encontrar. A mí, al menos, me resultó más que apropiado.



Yo os animo a que la veáis y os forméis vuestra propia opinión. Lo que sí que está claro es que es una película diferente en su forma pero sin descuidar su contenido, cosa que se agradece hoy en día. No hay más que echar un vistazo a la cartelera para darse cuenta de que la mayoría de películas son calcos las unas de las otras. 

Puntuación 8,5

18 de oct. de 2013

Ensayo sobre la ceguera, José Saramago

Vuelvo a la carga con una nueva crítica, y nada más y nada menos que de una novela escrita con la pluma de un señor que tiene en su casa un premio Nobel. Aunque ya sabemos que eso no quiere decir nada respecto a su calidad, pero bueno. Al menos a mí me ha convencido. 

Supe de la existencia de este libro debido a un familiar uno de los pocos con los que puedo hablar de libros, que me aseguraba que nunca pudo acabarlo porque le daba la sensación de que se estaba quedando ciega. Y yo claro, con lo morboso que soy, no pude evitar apuntar su nombre para leerlo en un futuro. Esto pasó hará ya al menos cinco años, y tras encontrarme con él la otra tarde en la biblioteca, no sin ciertas reticencias, me lancé por fin a leerlo. 

Ensayo sobre la ceguera nos relata las consecuencias a las que se ve sometida la sociedad tras ser azotada por una epidemia de ceguera. Este hecho, al parecer contagioso y sin cura aparente, deja ciego al que lo padece, condenado a no ver más que una pantalla completamente blanca ante sus ojos. No tarda en sembrarse el caos en la ciudad. Los enfermos son puestos en cuarentena, al igual que los contagiados (es decir, los que han estado en contacto con ellos, a pesar de no mostrar síntomas), para evitar que la ceguera se siga expandiendo. 

De la mano de la mujer del médico, que finge estar ciega para no separarse de su marido, somos espectadores qué tétrico suena de todo lo que ocurre en el hospital psiquiátrico al que van llegando los afectados. A pesar de que son abastecidos con alimentos y disponen de camas para todos, todo comienza a complicarse de manera alarmante. Y es que imaginad que, de un momento a otro, perdéis por completo la visión. La dificultad para orientarse, el terror de no saber con quién estás, la terrible sensación de ser incapaz de hacer nada... Todo esto es lo que sienten las personas allí, y ni siquiera disponen de un guía que los oriente.

El argumento de la novela no tiene más. Se podría tildar de original el hecho de que sea una epidemia de ceguera la detonante del problema expuesto, pero no dista demasiado de otras historias distópicas. Podríamos cambiar a los ciegos por zombies y obtendríamos un resultado parecido. ¿Qué hace, entonces, a esta novela destacar de las anteriormente mencionadas? Bueno, en primer lugar, la presencia de una escritura literaria. Saramago no da importancia sólo al contenido, sino también a la forma. Para ello se apoya en un estilo a la hora de escribir muy personal, y que puede resultar molesto para muchos lectores: prescinde de todo signo de puntuación. Bueno, no todos, utiliza comas... y puntos... y ya. Ni exclamaciones, ni diálogos fácilmente reconocibles, ni puntos y aparte... Nada. A mí personalmente me resultó algo tedioso al principio, pero no me costó demasiado acostumbrarme. También opta por no dar nombre a ningún personaje, cosa que me resultó la mar de curiosa.


Aunque sin duda, el punto fuerte de la novela no es nada de lo mencionado anteriormente: ni su particular escritura, ni la premisa tan aterradoramente absurda, sino su trasfondo filosófico y su capacidad para hacer funcionar las neuronas del lector, haciéndole reflexionar y preguntarse cosas constantemente. Y es que la epidemia no es más que una excusa del escritor para hacernos ver el lado más primitivo del ser humano. La crueldad, el miedo y la violencia, pero también la bondad y la comprensión. No es una lectura agradable, y Saramago no se corta a la hora de describir escenas desagradables, pero si no eres un lector muy susceptible y buscas algo más que entretenimiento a la hora de abrir un libro, te recomiendo que la leas. A mí me ha ayudado a abrir los ojos. Aunque suene paradójico.

3 de sept. de 2013

Escritores que molan: Sam Pink


¿Y este tío quién es y por qué está desnudo? Os preguntaréis. Es lo mismo que me pregunté yo al conocer la existencia de semejante hombre. Su nombre es Sam Pink, y es escritor. Hasta ahí todo bien, ¿no? Un tío majo, gracioso, con un blog también muy divertido y una extraña aunque tremendamente atractiva visión del mundo y la sociedad actuales.

Si os soy sincero, aún no he podido leer por completo ninguna de sus obras. No son precisamente baratos sus libros y, para colmo, no están traducidos al español. Pero he leído fragmentos, algún poema y extractos de ellos por internet y estoy sencillamente enamorado. Tan solo tenéis que echar un vistazo a los títulos y cubiertas de sus libros para observar que, sin duda, es un escritor que marca la diferencia. 

 

Hasta el momento ha publicado tres novelas (Person, The No Hellos Diet y Rontel), un libro de historias cortas (Hurt Others), otros dos de poesía titulados No One Can Do Anything Worse to You Than You Can y Frowns Need Friends Too, y otro con poemas e historias cortas con un titulo todavía más largo: I am Going to Clone Myself Then Kill the Clone and Eat It. Hasta con el teatro se ha atrevido en The Self-Esteem Holocaust Comes Home. ¿Cómo os quedáis?


No sé vosotros, pero yo me muero de ganas de tener todo lo que ha escrito y publicado en mis manos. ¿Os atrevéis vosotros también con él?

23 de ago. de 2013

Sobre cómo llevar un blog sin tener ni pizca de originalidad ni constancia

Ya estoy de nuevo con los off-topics, sí. Pero es que hay algo que me quema por dentro y es la constante sensación de que no estoy enfocando el blog como a mí me gustaría. Me faltan secciones y medios para ordenar todo sobre lo que quiero hablar sin que parezca caótico, monótono y aburrido. Esto implica muchas cosas, como tener constancia en las actualizaciones (jajaja), llevar cierto orden (así, en general), hablar de cosas que, al menos, interesen a los que os molestáis en leerme, y también que todo lo que haga me divierta o, al menos, que no me sienta obligado a hacerlo.

Por lo tanto, hay varios cambios que voy a empezar a hacer. Como diría cualquier persona a la que le gusta hablar con frases hechas, vayamos por partes:

MÚSICA

La sección musical del blog es de risa. Hasta el momento sólo he recomendado poco más de tres discos, y no han sido entradas con demasiado éxito, para ser francos. Pero yo, melómano empedernido, enfermo musical y conocedor de grupos y estilos musicales que muchos no sabréis ni que existen, necesito compartir mi pasión con alguien. Así que modificaré un poco la sección, y en vez de hablar solamente de discos, lo haré de artistas. Así es más fácil entrar en materia, recomendar sus mejores canciones y álbumes y actualizar periódicamente sus fichas cuando vayan sacando cosinas nuevas. 

También es posible que caiga alguna que otra crítica de conciertos o festivales, a los que voy siempre que puedo, pero todo depende de cómo de interesados os vea.

CINE

Esta sección, al contrario que la musical, ha tenido mucha más acogida, a pesar de que hasta el momento sólo os haya hablado de dos películas. Como es un sector muy amplio y hacer críticas ya las hago de libros, he decidido dividir esta sección en tres partes:

· Cine actual: En esta sección haré recomendaciones cinéfilas de peliculas que estén en taquilla o hayan salido recientemente, para que podáis consultar la sección cuando os apetezca ver algo de buen cine sin que sean muermazos en blanco y negro (uy) o películas comerciales que no aportan nada.

· Cine clásico: Soy bastante asiduo a ver películas antiguas, y como sé que muchos no os atrevéis con ellas, intentaré ir hablando de clásicos que sean más accesibles para todos aquellos que quieran profundizar en este bello arte del celuloide.

· Adaptaciones a la gran pantalla: No es ninguna sorpresa que decida hablar sobre esto en el blog, teniendo en cuenta la de tiempo que dedico a leer y ver películas o series. Pero mi intención, en este caso, es acabar con el cliché ese tan famoso de que el libro es mejor que la película. Son dos formatos muy diferentes y dos formas muy diferentes de contar la misma historia, así que lo que haré será comparar ambas y dejar que vosotros elijáis, porque a mí me resulta imposible.

· Series de televisión: las series cada vez tienen más peso y calidad, así que es posible que también veáis por aquí alguna recomendación, aunque sean pocas las series que haya finalizado.

LITERATURA


Y por último, la sección principal del blog. No habrá demasiados cambios en ella porque seguiré haciendo críticas como hasta ahora, pero sí que hay algunos puntos que quiero que tengáis en cuenta:

· Los clásicos. Sí, esos que han hecho de la literatura algo más que un entretenimiento, esos que han traspasado fronteras y han creado tantos nuevos escritores noveles sedientos de poder, esos que hacen sombra a cualquier bestseller actual, que fueron escritos por personajes frustrados y que huelen a baúl cerrado. Tendrán más protagonismo y su propia sección en el blog, para que así podáis consultarlos y aumentar vuestra cultura literaria.

· Las sagas. No voy a hacer ninguna crítica de un libro que pertenezca a una saga por separado. Es una decisión que he tomado porque las trilogías o sagas forman en conjunto una sola historia. Por lo tanto, cuando termine alguna de ellas, haré una crítica extensa hablando en general de ella. Así nos evitamos spoilers y podréis ver de una forma más obvia la evolución de la historia.

· Literatura contemporánea. Seguramente esta sea la sección que más actualice, ya que engloba todo tipo de literatura que haya sido publicada en los últimos 50 años (por decir algo). Hablaré menos de literatura juvenil que de costumbre, pero de eso ya estabais avisados.

· Cómic, manga y novela gráfica. Me gustaría poder dedicar un pequeño hueco también al cómic, pero lamentablemente no suelo leer mucho. Al igual que las sagas, cuando os hable de algún cómic o manga me aseguraré de haber leído todos los tomos para poder traer una opinión sólida.

Así que bueno, en ello estamos, dando vida a esto de nuevo poco a poco. Espero que todo esto sirva para mantener un poco de orden en este aparente caos y os ayude a ver a simple vista los contenidos sobre los que me gustaría tratar. Ahora tenéís la oportunidad perfecta para sugerir mejoras de cualquier tipo, secciones o cosas que os gustaría leer cuando entréis por aquí. Prometo teneros en cuenta. 

16 de ago. de 2013

La conjura de los necios, John Kennedy Toole


El libro del que vengo a hablaros hoy es bastante atípico. Ya no sólo por su argumento y su personaje principal, sino por las circunstancias en las que fue publicado. John Kennedy Toole (1937-1969), autor de la novela, jamás vio su obra publicada. El pobre hombre lo intentó, pero las editoriales la rechazaron. Fue tras quitarse  la vida cuando su madre se empeñó en que la novela viese la luz, y así ocurrió. Y tal fue el éxito que hasta recibió el premio Pulitzer de literatura en el año 1981.

Esta historia  llegó a mis manos por recomendación de un amigo, y al ver que lo había publicado Anagrama (soy fan) decidí comprarlo. Y ahí me aventuré, sin saber con qué me iba a encontrar, y me llevé una grata sorpresa al darme cuenta de que me lo estaba leyendo a una velocidad vertiginosa mientras me reía a carcajadas cada vez que pasaba de página. Tal cual. Así que aqui me encuentro, intentando que os entre el gusanillo y le deis una oportunidad. Allá vamos.

Cuando en el mundo aparece un verdadero genio puede reconocérsele por este signo: todos los necios se conjuran contra él 
Jonathan Swift 

Qué cita tan genial, ¿verdad? Pues resume perfectamente el argumento de la novela. Bueno, o lo haría si cambiásemos la palabra genio por cualquier descalificativo que se nos ocurra. Ignatius J. Reilly es el protagonista de esta historia y, sin duda, uno de los personajes más atípicos y odiosos de los que he tenido el placer de conocer. Es tosco, inadaptado, desagradable, maleducado y estoy seguro de que huele mal. Está completamente convencido de que es un genio y de que todo el mundo está en su contra, así que para intentar entrar en razón a la sociedad se dedica a escribir cuadernos y cuadernos con pensamientos y reflexiones filosóficas que son, sinceramente, para enmarcarlas. ¡Qué mal está este hombre! 

Tras insistencia de su madre y por castigo de la diosa Fortuna, como él la llama, Ignatius se ve obligado a salir de su habitación, dejar de lado sus montañas de cuadernos y buscar trabajo. Para Ignatius esto supone una forma de esclavitud que deriva de una sociedad capitalista, así que pone más empeño en perder los trabajos que en buscarlos (pero todo esto es culpa de la sociedad, nada que ver que él sea un vago redomado y una drama-queen en potencia). En lineas generales, ese es el argumento de la novela, no hay más. Bueno, claro que hay mucho más, pero tampoco he venido a destriparos la historia. Ignatius irá pasando por varios trabajos, por lo que a medida que avanza la novela, van entrando en acción más personajes. Son todos muy peculiares y participan en escenas con las que me he reído como nunca. ¿O es que alguien podría sacar algo bueno de este personaje vendiendo perritos calientes por la calle? 

La conjura de los necios es un libro que, bajo ningún concepto, hay que tomarse en serio. A no ser que queráis odiar el libro con todas vuestras fuerzas, claro. Está cargado de ironía y humor negro, de situaciones incómodas y de conversaciones desagradables, pero no es más que una parodia de la sociedad que retrata. Aunque tampoco penséis que estáis ante un libro palomitero, porque tras todo eso se encuentra una crítica social que sabréis ver si permanecéis bien atentos. A mí, a pesar de aportarme muchas risas, me dejó con una sensación triste, casi de desesperanza. Ya no solo por lo que ocurre en la historia, sino por la tragedia de su escritor. Hay otra novela suya que escribió con 16 años y que ha sido publicada: La biblia de neón. Espero poder venir pronto hablándoos de ella con el mismo entusiasmo, porque sin duda La conjura de los necios es ya uno de los imprescindibles de mi estantería.

Si no estáis convencidos del todo o queréis saber algo más sobre esta novela, podéis pinchar en este link y leer dos pequeños fragmentos. ¡Que aproveche!